13 técnicas eficaces para atraer a tus primeros clientes

Ha llegado el gran día. Por fin tenemos las llaves de nuestra empresa. Hacemos balance de todo lo realizado hasta ahora y comprobamos que hemos hecho bien nuestros deberes: hemos elaborado un plan de negocio, hemos analizado a nuestro mercado  y hemos seleccionado a nuestro público objetivo… Pero el teléfono permanece mudo y el timbre de la puerta no suena.

¡No te preocupes! A continuación te ofrecemos 15 técnicas eficaces para conquistar tus primeros clientes.

1) Abordar la puerta fría

Es la vieja técnica de ir puerta a puerta para ofrecer nuestros productos. Es una estrategia que quema mucho. Los expertos no la recomienda cuando los productos no son muy técnicos o cuando nos dirigimos a grandes compañías. Su práctica sería más recomendable en el supuesto de que realizases una visita a un polígono o a un centro empresarial. Si no consigues concretar nada, al menos habrás obtenido información de potenciales clientes.

2) ‘Mailing’ especializado

El mailing o el e-mailing (“el mejor día para lanzar un e-mailing es el martes”) es efectivo si aprovechas un momento en el que se pueda estar generando demanda.

Para ello, conviene que estés muy atento a los movimientos de mercado de tu sector: busca en la prensa especializada y visita las ferias y congresos, así descubrirás las señales para enviar tus folletos o tus catálogos. Una variante del típico mailing es el llamado marketing de expectativas: envía un folleto en el que se avisa de que va a ocurrir algo a partir de una fecha, y en esa fecha comunicas otro dato y así… se trata de generar expectativas en tus clientes y de esta manera captar su atención. Otra forma de mailing es se realiza en los pomos de las puertas de las casas o de los coches (pomming).

3) Personaliza la oferta

Conviene personalizar la oferta. Según los expertos, se trata de una estrategia con la que consigues que el cliente vea que te preocupas por él y te tomas tu tiempo para satisfacerle. Es lo que algunos denominan la metacomunicación, un factor que predispone a los clientes a tu favor.

4) Aprovecha tus ‘partners’

Una solución ingeniosa para captar los primeros clientes es servirse precisamente de tus socios estratégicos o partners. Ellos se encargarán de dar buenas referencias de tu empresa.

5) Reuniones promocionales

No dudes en invertir algo de dinero para conseguir clientes porque nunca será un gasto gratuito. Existen muchas fórmulas para convocar a tus posibles clientes, desde la organización de desayunos o comidas de trabajo hasta un taller de formación. Convoca a no más de diez personas. Si tienes ya algún cliente, invita a éstos y a otros que no lo sean. Convócales a un encuentro para conocerse mejor y no tengas prisa por vender. Lo importante es dar a conocer tu empresa.

6) Ofertas de 2×1

El 2×1 o el 1+1 no tiene por qué ser territorio exclusivo de los supermercados. Es una estrategia que funciona muy bien en según qué sectores: en las clínicas, en los centros de estética, en las tintorerías… Pero cada vez se va extendiendo más a otras actividades económicas, como una gestoría que ofrezca gratis uno de sus servicios a cambio de un contrato anual.

7) Recurrir a regalos

El regalo a menudo obliga a comprar algo dado que la persona que lo recibe se ve, consciente o inconscientemente, en el compromiso de corresponder el detalle. Es psicología de la empresa.

8) Descuentos especiales

Ofrece descuentos especiales a los 10 primeros clientes u organiza un sorteo ante notario de un regalo determinado entre los 100 primeros clientes. Existen muchas fórmulas que no necesariamente tienen por qué ser muy costosas y que, sin embargo, pueden resultar bastante rentables. Este tipo de estrategias te permitirán captar clientes e información acerca de ellos.

9) Productos para ONG

Cada vez se lleva más la Responsabilidad Social Corporativa y tiene mucho peso vincular tus servicios o productos a algún fin social: decir que un porcentaje del precio de tu servicio o de tu producto va a una ONG vende mucho. Ante dos ofertas similares, el cliente la tendencia del cliente es elegir aquella opción en la que, además de conseguir su bien, le permite contribuir a una causa solidaria.

10) Seguimiento de clientes

Hacer un seguimiento a todos nuestros clientes es una táctica que recomendamos siempre, porque cuando el comprador o contratador se siente querido y cuidado tiende a adquirir o contratar más productos o servicios. Pero, también puede ser una estrategia de captación. El secreto está en realizar acciones relacionales que conduzcan a estrechar lazos con nuestro futuro cliente: llamadas, invitaciones a actos, informes sectoriales, estudios personalizados…

11) Arrímate a buen árbol

Hazte cliente de una empresa grande, utilizando la técnica de yo me quedo con tus migajas. Son muchas las empresas que requieren pedidos mínimos para que una operación les resulte rentable de manera que, una empresa que empieza, puede ofrecerse como subcontrata a la grande. Muchas veces hasta las grandes se convierten en tus propios clientes.

12) Marketing viral

Aprovecha tus contactos por Internet y trabájate una campaña simpática, algo curioso, atrevido o impactante, en forma de vídeo, con ideas rompedoras u originales y pásaselo a tus contactos. Pocas empresas pueden ya sobrevivir al margen de las redes.

13) Jornada de puertas abiertas

Invita a todos los posibles clientes de la zona a conocer tus instalaciones durante un día. Aquí puedes combinar algunas de las estrategias anteriores: realiza una campaña de marketing de expectativas o envía un mailing o e-mailing masivo creando expectativas, a continuación invita a tus potenciales clientes a conocer tus instalaciones y ofréceles un sorteo. Con esta iniciativa, te das a conocer entre muchos potenciales clientes y, además, puedes recabar información para crear una buena base de datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba